• slideshow-inicio-01
  • slideshow-inicio-02

Herramientas para hacer el mejor café

CAFETERA ITALIANA:

Cafetera muy popular que utiliza la presión del agua hirviendo para concentrar aún más el café. Lo correcto es hacer el café en una cafetera que se haya elaborado con “aluminio fundido” para hacer transferir más el calor. Existe de diferentes capacidades desde 2 hasta 12 tazas.

Está formada por tres cuerpos uno inferior y otro superior. En la parte de abajo deberá de contener el agua, la parte central contendrá el café molido. La molturación deberá de ser adecuada y el agua llegará una temperatura de 93º si llenamos el depósito al completo.

Esta cafetera es fácil de usar, ya que, una vez preparada sólo tendremos que preocuparnos en que haya acabado. Se sirve directamente en la taza y ocupa poco espacio.

CAFETERA DE FILTRO MANUAL

La V-60 de Hario está muy de moda entre los sibaritas del café. Sigue un sistema parecido al de la cafetera eléctrica, la diferencia es que la eléctrica es más cómoda ya que ésta hay que calentar el agua aparte.

La ventaja es que podemos controlar el flujo del agua sobre el café repartiéndola de forma homogénea por todo el café molido. El punto de molienda deberá de ser medio a una media de 20 gramos de café para 220 ml.

El café en esta cafetera es suave, mucho más aromático que en una eléctrica y menos amargo.

 

CAFETERA DE FILTRO ELÉCTRICA O GOTEO

Esta cafetera es muy usada sobretodo en los países del Centro y Norte Europa y USA. El único problema encontrado en este tipo de cafeteras es que deja poco margen para realizar algún tipo de cambio de agua o temperatura.

Produce café de cuerpo medio y no muy concentrado .El café resultante es muy suave y aromática. El cuerpo de la cafetera está formado por un contenedor de agua que deberemos de llenar con agua, introducir el café en el porta-filtro que trae incorporado y la jarra dónde ser verterá el café.

La cantidad dependerá del gusto personal de cada uno, normalmente oscila sobre 2 o 3 cucharas soperas de café. La medida de agua y café oscilará dependiendo del país de dónde nos encontraremos. Es diferente la forma de consumir café. En Alemania, Holanda y País Bajos oscilan entre 40 y 50 gramos de café por litro de agua y en España entre 70 y 80 gramos por litro.

Hoy en día, existen cafeteras que te permiten exigirle al café la intensidad y concentración de café obteniendo el mismo aroma pero más suave.

CAFETERA SIFÓN

 Se consigue utilizando dos depósitos donde la presión del vapor y el vacío caudan un café nitido y lleno de matices. El depósito fue inventado por Loeff of Berlin en 1830. estos aparatos fueron muy populares hasta el siglo XX y se ha utilizado durante más de cien años.

Los dos depósitos están situados uno encima de otro. En el de la parte de arriba, se deposita el café molido. En la parte inferior se encontrará el agua y cuando éste empiece a hervir hará que con la presión que genera la ebullición, suba hacia el balón entrando en contacto durante unos minutos con el café molido. Cuando haya acabado volverá a la parte inferior sin el café molido, gracias al filtro localizado. 

 

www.tienda.catunambu.es

El café de Guatemala: uno de los mejores del mundo

El café de Guatemala tiene su origen alrededor de 1760 cuando un convento formado por sacerdotes jesuitas trajeron plantas cafetales para plantarlas como decoración consiguiendo así que, después de varios siglos llamara la atención esos frutos rojos. A partir de aquí, se convertirá en el producto principal de exportación del país.

En 1821, la independencia de Guatemala creó un antes y un después en la caficultora de este país, ya que, el gobierno se preocupó sobre la productividad del campo. Ya en 1854 el mundo comenzaría a probar el café de calidad debido a la iniciación de exportaciones de café alrededor de 4370 kilos a 10 dólares el kilo consiguiendo así que en 1871 ya fuera considerada el cultivo como un negocio lucrativo.

Hoy en día, Guatemala es un país con 15 millones de habitantes formada por 22 grupos étnicos. Su café es diferente en cada región, ya que dependerá de las características de su suelo, clima y altura con elementos propios que le hacen ser al café de Guatemala un café de gran calidad.

En los cafetales de Guatemala germinan grandes toneladas de semillas de café al año con una etapa de crecimiento entre 8 y 12 meses al año. El café madura en la sombra de ciertos árboles, ya que éstos provocan una atmósfera perfecta para el desarrollo del café. Además de enriquecer el suelo y proteger el fruto de las lluvias.

Estos cafetales florecen una vez al año, durante los meses de marzo, abril o mayo siempre dependerá de la altura dónde se encuentren y de las lluvias producidas en esa época. La floración tarda un tiempo medio de 3 a 4 días hasta hacer nacer de cada flor un fruto. Y es así que entrando en fecha de junio a octubre el fruto verde crecerá hasta conseguir su tamaño normal.

El café de Guatemala se brinda por aroma, acidez y cuerpo. Es un café de altura ya que, Guatemala se encuentra dividida por montañas, cordilleras y volcanes que permiten sembrar hasta 6.500 pies de altura.

El clima también es un factor muy importante, las condiciones climáticas de Guatemala hacen que sean perfectas para producir café en cualquier momento ya sea, en estaciones secas o lluviosas.

Además el suelo, también juega un papel importante, gracias a la variedad de nutrientes que tiene provenientes de los volcanes que posee dicho país.

La cosecha del café se lleva a cabo durante tres meses aproximadamente. Su momento de inicio dependerá de la altura dónde se encuentre el cafetal. Aunque comience en un mes u en otro, en el momento clave, se comenzará la recolección manual del café en cereza. Se recolectarán sólo aquellos que estén maduros.Después de ser recolectados, se volverá a seleccionar a mano todos los granos que tengan el color y la forma deseada para quitarle la primera cáscara que envuelve el fruto. A esto se le denomina despulpar

Ya es en este momento, cuando son trasladados a tanques de fermentación por la presión del agua. Aquí serán vigilados durante un cierto tiempo hasta que pasan a las bombas lavadoras que harán perder la melaza que los cubre. Por último, son secados al sol. Esto llevará bastante tiempo ya que es un proceso manual y muy lento.

El Café de Guatemala Volcán de Oro, proviene de las mejores zonas de cafetales del país. Es cultivado a 1.600 metros de altitud y para su cosecha, lavado y secado persigue un proceso completamente artesanal. La selección del grano es íntegramente manual, provocando así conseguir un café de excelente calidad.

 

Es un café con un buen cuerpo, una perfecta acidez y un aroma intenso. Es un de los café más reconocido mundialmente por su aroma. Es un café 100 % arábica, con su caracterizado por su dulzor tan bien equilibrado.

El café de Guatemala, ha conseguido que durante la historia haya progresado considerablemente gracias a todas aquellas personas involucradas en la expansión de este fruto permitiendo que podamos degustar una deliciosa taza de café, un café con aroma, sabor y cuerpo que podrás encontrar aquí.

www.tienda.catunambu.es

4 trucos para conservar tu café

Para ser unos buenos consumidores de café es necesario contar con una materia prima de calidad, pero un excelente café también depende de una buena preparación y conservación. Una mala conservación hará alterar las características de un buen café: aroma, sabor y cuerpo.

El café es un fruto, y como cualquier fruto conforme pasa el tiempo, comienza a perder todas sus propiedades que posee desde que éste es recogido de la planta hasta que es consumido, por ello, debemos de conocer las claves para poder conservar el café de la forma más adecuada sin que pierda sus propiedades.

1. Tostar y moler el café en el momento

Los granos de café verde conservan durante más tiempo el sabor y el aroma que un grano ya tostado. Por ello, es importante que el café este recién tostado para poder disfrutar de todas las cualidades que posee.

El café se puede tostar y moler en casa. Tostarlo no es muy frecuente, pero molerlo cada vez está más extinguido en los hogares familiares, si tienes un molinillo tendrás una buena ventaja ya que es mucho más asequible y una buena forma de obtener el café molido necesario que desees consumir. El café molido siempre se conserva peor que el café en grano

2. Conservar el café en la nevera:

El calor es uno de los peores enemigos que puede tener un grano de café, ya que la temperatura está directamente relacionada con la oxidación y la pérdida del aroma y del sabor.

El café, normalmente, se guarda en la cocina, y aquí existen muchas fuentes de calor como son: hornos, vitrocerámicas, tostadoras, microondas, lavavajillas etc. Por ello, el mejor sitio para poder conservarlo es la nevera un recipiente cerrado herméticamente para que no le afecte la humedad.

La temperatura del grano nunca puede exceder de los 20º

3. Conservar el paquete

Cuando compramos el café, normalmente, vienen envasados en paquetes de 250 gramos, de 500 gramos o de 1 kg. Es aconsejable conservar el paquete sin abrir hasta que vaya a consumirse. Por otra parte, es aconsejable usar paquetes de tamaño pequeño para no tenerlos abiertos demasiado tiempo.

Una manera de conservar el grano de café en un paquete de 1 kg es dividirlo en 4 recipientes de 250 gramos, ya se han con pinzas específicas para cerrar paquetes de alimentos, un envase hermético o guardarlos al vacío para que no se produzca la perdida del aroma por la oxidación del café. Estos recipientes puedes encontrarlos en cualquier sitio, no son caros y además vienen como elementos decorativos. Guárdalo siempre en un lugar dónde exista una temperatura adecuada, lejos del calor.

4. Envuélvelo en film

Otra forma es a partir del punto indicado anteriormente. Disponemos de un tarro hermético pero incluiremos un film transparente de cocina sobre la superficie del café y pegado a las paredes interiores del bote. Este papel film, conseguirá separar el aire del café ya que cuando el bote de café está lleno a penas existirá oxígeno que pueda oxidar el café pero, conforme se va consumiendo y el bote comience a encontrarse a la mitad, la proporción que existe de aire-café contribuirá a que se produzcan más reacciones químicas.

5. Conclusión

Lo ideal es disfrutar de un café recién tostado, en cambio, si esto no fuera posible intenta al menos que sea un café recién molido. Siempre podrás comprar café en grano y usar un molinillo para consumir justo lo que desees.

Si le sobra café en su paquete, consérvelo un lugar alejado del calor, siempre, herméticamente, al vacío y en la nevera. 

www.tienda.catunambu.es

 

Localización

  • Polígono Calonge
  • C/ Fósforo 1
  • 41007, Sevilla

¡Síguenos!

Contacto

  • (+34) 954 36 74 10
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo borrarlas, lea nuestra Política de Cookies.

Acepto cookies de este Sitio