• slideshow-inicio-01
  • slideshow-inicio-02

Café natural o Café torrefacto

Escrito por Cristina Díaz.

Es curioso cómo a lo largo del día consumimos diferentes formar de tomar café dependiendo del momento en el día en el que nos encontremos, si es por la mañana quizás un café más cargado, mientras que si es por la tarde optamos por un manchado. Aún así, no siempre lo tomamos en el mismo lugar, por lo que no consumimos la misma marca. ¿habéis pensando alguna vez, realmente qué tipo de café estáis consumiendo?

Los que desconocen el mundo cafetero, reconocen que un café en un sitio gusta más que en otro, o quizás, sienta mejor tomarlo en un lugar que en otro, y os preguntareis y, ¿eso a qué es debido?

Primero conocer que no todas las marcas utilizan un café de calidad , es decir, un café recolectado en los mejores orígenes, tratados con la mejor técnica  para que no pierda ni su aroma, ni su cuerpo, ni su esencia.  Además, la mezcla de los diferentes orígenes hacen de su sabor la diferencia entre los paladares, dando toques ácidos, dulces o amargos.

Entonces, ¿qué café es el perfecto? El blend perfecto es una mezcla de cafés arábicas 100% natural que no utiliza aditivos. ¿Qué quiere decir esto? Un café que no sea torrefacto.

El café torrefacto es una rareza que se comercializa en varios países del mundo, pero dónde más consumo se centra es en España y Portugal. Es un café natural mezclado durante su tostado con una proporción elevada de azúcar consiguiendo que, al alcanzar elevadas temperaturas, este se caramelice. Este tipo de café tendrá un color negro más oscuro, y un sabor más ácido que cualquier café natural.

Antiguamente, esta forma de producir café, se debía a la inexistencia de los métodos de envasados que hoy en día conocemos por lo que, el café tendía a enranciar debida a la humedad. La idea era, proteger el grano de café con azúcar para poder mantener las propiedades durante un periodo más largo ya que esto, le hace alejarlo del oxígeno.

En España, comenzó a consumirse durante la postguerra, ya que debido a la escasez por la que se vivía por aquellos momentos, era bastante dificultoso el acceso a las materias primas y a los bienes de primera necesidad, entre ellos, el café. Y es así, cómo al mezclar el café con azúcar y obtener café torrefacto podían obtener un 20% más de café que, con la misma cantidad de café de grano natural. Además, su sabor más ácido conseguía que los consumidores pidieran una menor cantidad por taza.

No existen conclusiones que determinen que el café torrefacto produzca enfermedades ni muchísimo menos. Pero si es verdad, que la cantidad de azúcar que posee sobre uno natural no es injustificada, además de ser un café mucho más pesado con un color mucho más oscuro y mayor acidez.

En definitiva, el café torrefacto produce un café de menos calidad, aunque debido a la tradición y a las costumbres tengamos como hábito consumirlo, no es el mejor café que podemos tomar. Opta por un café natural, ya que podrás conseguir:

  • Más sabor, con lo que podrás tomarlo sólo sin ningún tipo de añadido.
  • Más calidad. La gran variedad de arábicas pueden conseguir en tu paladar una gran gama de matices diferentes.
  • Más salud. El café natural no posee ningún aditivo, por lo que podrás disfrutar de sus características organolépticas de forma plena.

Catunambú resalta por la gran calidad de sus orígenes con el conseguirás una buena taza que te enamorará con su cuerpo y su aroma.  

 

www.tienda.catunambu.es

 

Café: Relajación y belleza

Escrito por Cristina Díaz.

La gran mayoría de nosotros disfrutamos de nuestra taza recién hecha para mantenernos activos y enfrentarnos a nuestro día a día pero, ¿a qué no sabes que el café además de hacernos nuestros días más ameno, lo podemos utilizar para nuestra relajación y belleza?

Ahora que es verano y muchos os encontráis de vacaciones o algunos ya las tenéis cerca, os contamos cómo disfrutar de una buena terapia de relajación y belleza sin salir de casa, beneficiándonos de las cualidades del café aplicando mascarillas para evitar la aparición de arrugas y envejecimiento de la piel, reducción de celulitis, mejorando la circulación sanguínea y linfática o mejorando la sequedad producida después de la exposición al sol, gracias a sus propiedades antioxidantes. Y es así Cafeterapia, como llamamos a la técnica utilizada. Muchos productos cosméticos ya se benefician de las propiedades de la cafeína pero, si no disponéis de ninguno, te contamos como hacer un exfoliante ¡sin salir de casa!

-      Coge café molido. La cantidad dependerá de la dimensión de la zona a aplicar.  

-      Hazte con aceite de oliva. Ya sabéis que el aceite es uno de los hidratantes más efectivos, un gran aliado para el resecamiento de la piel ya que además, tiene la capacidad de regenerar tejidos que puedan estar dañado gracias de su riqueza en vitamina E y K.

-      Mezclaremos por cada cucharada sopera de café una de aceite.

-      Antes de aplicar la mezcla, cogeremos una toalla caliente y frotaremos con suavidad nuestra piel, para conseguir que la epidermis se reblandezca y los poros se abran.

-      Una vez terminado, aplicaremos el exfoliante y comenzaremos a masajear suavemente movimientos circulares con la punta de los dedos.  

-      Dejaremos actuar 5 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, deberás enjuagarte tu cara con agua templada y frotarte con suavidad con una toalla o paño.

Este no es un tratamiento que puedas realizar todos los días, como cualquier exfoliante se recomienda una vez a la semana para ir eliminando células muertas que puedan ir quedando en tu piel. ¡Conseguirás lucir una piel mucha más joven, suave y tersa!

Pero, ¡si lo que quieres es salir de casa! ya existen muchos centros de belleza que utilizan la cafeterapia y si algún día tienes la oportunidad de ir a Japón, podrás encontrar un famoso Spa llamado  “YANESSUN SPA RESORT” situado en Hakon, Japón. Este spa, ofrece todos los tratamientos de spa que se pueden esperar de un palacio de relajación, sus baños temáticos son lo nunca visto en el mundo.

El complejo ofrece una serie de spas temáticos como al estilo antiguo baño romano o el masivo del mar Egeo. Los bañistas llegan a relajarse en una piscina llena de té real o uno de café. No son agua de color, son piscinas llenadas de bebida real, pero no a la temperatura óptima para su consumo. El café se prepara en macetas y se vierte en la piscina barril por barril. ¡Íncreible! 

Pero, si éstas no fueran suficientes razones para probar a usar el café en casa como medio de relajación, ¿Has pensado en el aroma tan rico a café que desprenderías?

¡Toda una delicia!

Localización

  • Polígono Calonge
  • C/ Fósforo 1
  • 41007, Sevilla

¡Síguenos!

Contacto

  • (+34) 954 36 74 10
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo borrarlas, lea nuestra Política de Cookies.

Acepto cookies de este Sitio